Empresario condenado a readmitir a una mujer por despedirla por ausentarse para ir a un juicio de violencia machista.

En este caso, el Juzgado de lo Social 33 de Madrid declara la nulidad del despido de una trabajadora víctima de violencia de género que fue despedida por ausentarse para ir a un juicio de violencia machista. El empresario realiza a la trabajadora una carta de bajo rendimiento sin justificación alguna concluyendo que hay indicios sólidos de que el despido ha constituido una reacción a su situación personal basada en perjuicios de que tal situación personal podría afectar a su futuro rendimiento en el trabajo, ocasionando ausencias pudiendo llegar la actora a reclamar algunas medidas en orden a aliviar a la mujer víctima de violencia de género.

Así, la Sentencia añade “La ausencia de argumentos razonables para adoptar el despido -que se comunicó con una carta vacía de contenido en la que no figura hecho alguno, sino la mera transcripción del incumplimiento contractual imputado- como reacción inmediata a la actualización problemática de la violencia sufrida por la demandante constituye una discriminación por razón de sexo y, por ello, un atentado contra los derechos fundamentales”.

Leave a reply